Lucernarios

8.1. Los lucernarios y la eficiencia energética

El uso de lucernarios en la construcción no ha recibido toda la importancia que se merecen. Estos materiales se han convertido en una solución inteligente que proporciona luz natural todas esas estancias y edificios donde se necesita una iluminación extra para evitar aumentar los niveles de energía eléctrica.

Los lucernarios son materiales secundarios que se complementan y se integran a la perfección con el resto de cubiertas, tejados incluso fachadas construidas con Panel Sandwich. Cuentan con excelentes cualidades entre las que no solo destacan la de dejar pasar la luz solar, sino también, un buen aislamiento térmico regulando las temperaturas. Además, si se colocan los lucernarios de forma inteligente el usuario podrá llegara reducir los costes relacionados con calefacción debido a su fuente de luz natural.

8.2. Tipo y calidad de luz

Gracias a los lucernarios de PANEL SANDWICH GROUP el cliente se podrá beneficiar de una excelente iluminación en el interior de cualquier tipo de edificio debido a sus múltiples aplicaciones. En general, lo recomendable es que estos materiales estén formados por policarbonato celular y se pueden distinguir diferentes tipos de iluminaciones:

  • Iluminación directa: los rayos del sol entran directos a través del policarbonato sin ningún tipo de barrera ni impedimento e ilumina una zona concreta y limitada.
  • Iluminación difusa: La luz solar atraviesa el policarbonato o lucernarios pero no ilumina una zona concreta sino que una vez ha a través a el material la luz se expande abarcando zonas más amplias. Este tipo de luz es recomendable cuando se necesite iluminar estancias muy extensas para reducir considerablemente el gasto energético.

Siempre se recomienda conocer cuál es el punto de equilibrio entre la luz natural y la artificial antes de la instalación de los lucernarios, así conseguiremos el resultado y ahorro optimo en la instalación. Como todos los proyectos son diferentes, el cliente deberá decidir todas estas cuestiones ajustándose a sus propias necesidades.

Desde PANEL SANDWICH GROUP recomendamos que, en general, los lucernarios o placas de policarbonato no deben ocupar más del 10% parte de la cubierta. Para obtener la iluminación y el aislamiento idóneo tendremos que tener en cuenta la organización de la estancia y evitar los sobrecalentamientos en el interior.

8.3. Configuración de las placas de policarbonato

La organización y equilibrio en la instalación de los lucernarios deben tener en cuenta una sería de requisitos indispensables:

  • Prestar atención a las medidas de del edificio (altura, capacidad, etc.) para calcular la cantidad de lucernarios necesarios para una buena iluminación
  • Requerimientos especiales de iluminación para zonas especificas
  • Frecuencia de mantenimiento de cobertura y facilidad de acceso a ella

 

 

Los lucernarios o placas de policarbonato pueden fabricarse en varios diseños y modelos, pero sobre todo el cliente podrá instalarlos en varias posiciones diferentes para sacarles el máximo partido:

  • Posición en ajedrezado. Es la posición de montaje más común y consiste en posicionar lucernarios individualmente a lo largo de toda la cubierta a una separación considerable para garantizar una correcta iluminación en todo el edificio o nave. La forma correcta de instalación es asegurando el tornillo en un agujero más ancho para que en caso de dilatación no se produzcan roturas.
  • Lucernario redondeado. En este caso la distribución de la luz será uniforme a lo largo de toda la estancia. Estos lucernarios se instalan a lo largo de toda la línea de cubierta entre un agua y otra por lo existirán menos juntas para sellar. El único inconveniente es que se recomienda instalarlo solo en cubiertas de baja pendiente.
  • Posición caída de agua completa. Las placas de policarbonato pueden instalarse a largura completa en todo el tejado una tras otra, es decir, desde la línea de techo hasta la canal. Con esto se consiguen franjas amplias de luz con menos juntas para el sellado.
  • Posición a media agua. Es la posición intermedia entre la de ajedrezado y la línea de techo al canalón. Siempre en dirección a la caída de agua.
  • Lucernarios planos de recorrido continuo. Se trata de una instalación que ofrece buenos niveles de iluminación, pero su uso durante los últimos años es limitado porque deben cuidarse al máximo las tolerancias de producción y acoplamiento con los elementos de cobertura

 

8.4. Materia prima en su fabricación

Las materias primas utilizadas para la fabricación de los lucernarios no solo deben permitir un paso de luz idóneo para la iluminación de cualquier tipo de estancia, sino que, entre sus cualidades también deben cumplir requisitos de seguridad, protección, aislamiento y resistencia al fuego para convertirse en materiales perfectamente constructivos. Los principales materiales que se utilizan en la producción de lucernarios son: policarbonato, fibra de vidrio, vidrio y PVC.

8.4.1. Policarbonato

Las placas de policarbonato son el material más común en la fabricación y construcción de lucernarios. Cuenta con unas propiedades técnicas y mecánicas muy valiosas entre las que destacan: la gran capacidad de transmisión de luz sin excesos de calor, aislamiento térmico óptimo, comportamiento al fuego y resistencia a impactos de posibles agentes externos.

Su diseño también es muy característico, ya que, los lucernarios fabricados con policarbonato cuentan con pequeñas cámaras de aire o celdas que proporcionan luz directa o difusa en función de su instalación.

Las placas de policarbonato pueden ser de tres modelos:

  • Multipared. Especialmente recomendado para vidrieras gracias a su excelente aislamiento térmico.
  • Recomendado únicamente cuando el policarbonato es plano. Debe tener el mismo revestimiento y perfilado que los materiales a los que va unido.
  • Destaca su adaptabilidad y manejabilidad, se adapta a proyectos de ciertas complejidades y cuenta con excelentes propiedades de iluminación y paso de luz.

8.4.2. Fibra de vidrio

En el caso de que un cliente precise de lucernarios redondeados el material idóneo para estas construcciones (entre otras) es la fibra de vidrio, ya que, cuenta con unas propiedades excepcionales y ofrece altos niveles de iluminación difusa. La fibra de vidrio es el material más utilizado y resistente para lucernarios ya que cuenta con alta calidad protegiendo las estancias de los rayos ultravioleta y evita fugas térmicas.

8.4.3. Vidrio de seguridad

El vidrio cuenta con un buen comportamiento al fuego, protección ante posibles impactos y una buena transmisión de la luz solar, por eso, su utilización se ha popularizado en los últimos años en construcciones de todo tipo de sectores: comerciales, residenciales, etc. Es un material muy versátil y puede redondearse, plegarse y fabricar en multitud de acabados.

8.4.4. PVC

Al contrario que el resto de materias primas utilizadas para la fabricación de lucernarios, el PVC cuenta con unas cualidades menos interesantes. Ofrece un paso de luz óptimo, pero no es resistente a impactos de agentes ambientales. Además, para su correcto funcionamiento son necesarias medidas de seguridad adicionales.

 

8.5. Lucernarios planos

8.5.1. Detalles

El lucernario redondeado en la línea de techo se construye a partir de una placa de policarbonato en forma de línea de abeja con curva autoportante, con un espesor de 10-16 mm y una anchura de 650 mm.  Se fabrica con capacidad de protección ultravioleta y en vario colores, siendo idóneo para coberturas curvas con radio fijo en unos 3.500 mm.

La estructura portante se construye mediante apoyos transversales curvos autoportantes de sección cuadrada y junta abierta. Debe colocarse a una distancia de 6.5 cm aproximadamente. En estos soportes se introducen unos perfiles de la lámina de perfilado permitiendo un perfecto sellado.

Los lucernarios en forma de cúpula cuentan con la posibilidad de abrirse para permitir la circulación del aire, ya sea de forma automática o manual. Normalmente la cúpula está formada por policarbonato y un soporte de metal, pvc o fibra de vidrio que alza la cúpula como mínimo de 150 y se fija a la estructura del techo mediante orificios que contemplen la dilatación térmica.

8.5.2. Líneas maestras de la instalación

Los pasos a seguir para instalar lucernarios de perfil trapezoidal son los siguientes:

  • Las alas de sus extremos deben solaparse o apoyarse sobre los extremos del otro elemento contiguo de la cubierta.
  • Situar el lucernario entre las dos placas metálicas del panel sandwich.
  • Instalar una red de seguridad que permita aumentar la seguridad.
  • Utilización de fijaciones que aseguren la instalación y que resista todo tipo de sobrecargas y agentes externos.
  • Es importante tener en cuenta que los lucernarios de policarbonato o PVC pueden sufrir dilataciones con el calor por lo que el tornillo utilizado para su fijación deberá ser un poco más estrecho que el agujero realizado. Así en caso de dilatación evitamos la fractura de la placa.
  • Al menos, debe instalarse una franja de sellante en ambos lados de la lámina, entre el lucernario y la chapa metálica de la cubierta.

Desde PANEL SANDIWCH GROUP recomendamos que las placas de policarbonato y lucernarios no superen los 6 metros de longitud, así evitamos todo tipo de tensiones. En cambio, los lucernarios que están compuestos por fibra de vidrio no cuentan con este problema de dilataciones.

8.6. Condiciones a respetar en la instalación de lucernarios

Para lograr una instalación óptima del lucernario, se recomienda seguir las siguientes indicaciones:

  • Los lucernarios deben resistir todo tipo de golpes y agresiones de agentes meteorológicos: lluvia, viento, granizo, etc. Los lucernarios fabricados con policarbonato o fibra de vidrio son los que mejor soportan estas condiciones adversas, en cambio, el PVC se puede deteriorar rápidamente con fuertes granizadas.
  • Hay que tener especial cuidado con la aparición de puentes térmicos que aparecen por la diferencia de aislamiento térmico a lo largo de toda la cubierta. Por eso, en el momento de la elección del lucernario es muy importante que cuente con el mismo aislamiento térmico que el resto de materiales que se usaran en el proyecto, como es el caso de los paneles sandwich.
  • Los lucernarios, por su composición y características, suelen sufrir con el paso del tiempo algunas variaciones de diseño (color, estética, etc). Esto suele ocurrir porque se van degradando, por lo que desde PANEL SANDWICH GROUP recomendamos siempre planificar al a perfección su instalación y cuidar al máximo los detalles para que el deterioro llegue lo más tarde posible.

 

8.7. Atender todos los detalles

Aunque los lucernarios cuentan con unas propiedades técnicas y mecánicas especiales que le permiten ofrece un gran paso de luz sin excesos de temperaturas y soportar golpes e impactos externos, lo cierto es que para garantizar estas cualidades siempre es necesario cumplir correctamente con una serie de requisitos:

  • Montaje inicial correcto
  • Que las fijaciones sean las idóneas y acorde con el tamaño
  • Vigilar que se utilizan las fijaciones suficientes para evitar fugas
  • Propiedades de las arandelas
  • Prestar atención a las juntas de unión por su posible deterioro
  • Un mantenimiento riguroso y adecuado

 

 

8.8. Vida útil

8.8.1. Materiales

Los lucernarios cuentan con un proceso de deterioro mucho mayor que el Panel Sandwich a lo largo de su vida útil por varios aspectos. No obstante, este proceso de deterioro variará en función del material utilizado en su fabricación:

  • Fibra de vidrio. Los lucernarios fabricados con fibra de vidrio tienen una larga vida útil que supera los 30 años. No obstante, la luz directa del sol y los agentes atmosféricos hacen que el color comience a deteriorarse en el quinto año pero sus propiedades permanecen intactas hasta después de varias décadas.
  • Los lucernarios formados por policarbonato proporciona una vida útil superior a los quince años, con un lento deterioro de sus propiedades. No obstante, debe tenerse cuidado con los materiales que se instalan en contacto con el policarbonato, pues pueden alterar sus propiedades.
  • Los lucernarios con PVC son los menos recomendable ya que su vida útil es muy reducido y se empiezan a deteriorar ya en los primero años. Además, son bastante frágiles y necesitan medidas de protección adicionales.

 

8.8.2. Mantenimiento

El mantenimiento de los lucernarios y placas de policarbonato debe ser más minucioso que las chapas sandwich. Según el tipo de montaje que se haya realizado y el ambiente en el que se encuentren instalados.  Como se ha comentado, hay diferentes posiciones para la instalación de los lucernarios, algunas de ellas con más juntas que otras para cubrir y sellar.

Una de las principales razones más comunes del deterioro de los lucernarios es el paso del tiempo y las agresiones de agentes meteorológicos. Por lo que los controles rutinarios y mantenimientos deben ser más rigurosos que con los paneles sandwich.

Los lucernarios o placas de policarbonato deben limpiarse regularmente para eliminar la suciedad superficial, primero con agua caliente y detergente para repasar después con un paño o cepillo. Aclarando finalmente con agua para un resultado espectacular. De esta manera, se mantienen elevados niveles de transmisión de luz y de absorción de calor, conservando las propiedades estructurales del lucernario.

A su vez, es recomendable realizar inspecciones de los materiales una vez al año como mínimo, preferiblemente a la vez que se realizan las labores de limpieza. En estos controles rutinarios de podrán comprobar si existentes desperfectos estructurales que comprometan la resistencia del lucernario en la cubierta. Otro de los puntos en los que hay que prestar especial atención es el encuentro entre lucernarios y paneles.

Si se cumplen con todas estas operaciones de limpieza y mantenimiento es fácil que la vida del lucernario o placa de policarbonato de extienda a unas tres décadas. A su vez, conociendo esta vida útil es necesario que se estudie la renovación de los mismos con tiempo para no perjudicar en la estructura del edificio.

X
CONTÁCTANOS